-

La problematica legal de los avisadores de radar

Como ya sabemos la legalidad de los detectores de radar fue un sueño que duro desde el año 2010 hasta el año 2014, momento en el que se acabó el chollo que pudimos disfrutar durantes ese tiempo.

avisador de radar

Desde ese momento solo nos quedaba la opción de poder disfrutar de los avisadores de radar pero había un problema y es que los avisadores de radar no eran precisamente unos aparatos que pudieran sustituir sin más a los detectores de radar. Ya hemos hablado en alguna ocasión de la diferencia entre un detector de radars y un avisador y es muy claro que un detector servía para detectar los radars móviles y un avisador para detectar los radares fijos.

En el momento en el que quedan prohibidos los detectores de radar y los avisadores de radar quedan como dispositivos legales se supone que solo podemos ser avisados por estos aparatos de los radares fijos y no de los radares móviles por lo que el peligro a la hora de poder ser multados por execeso de velocidad quedaba una vez más al descubierto.

El problema se comienza a plantear desde el momento en el que una vez prohibidos los detectores de radar, los avisadores de radar comienzan a pensar como hacerlo para que puedan ser avisados sus usuarios de todo tipo de radares sin usar la tecnología prohibida de los detectores de radar. Aquí es donde entra el dilema legal al plantearse la posibilidad de que unos aparatos considerados como legales nos puedan avisar de la ubicación aunque solo sea en probabilidad de los radars móviles.

Pero no solo eso, con las nuevas aplicaciones para móviles y para tablets las posibilidades aumentan al poder actuar como redes sociales en las que lo pintemos como lo pintemos unos conductores avisan a otros de las incidencias que hay en carretera como por ejemplo accidentes, atascos, esto está muy bien, pero el problema llega cuando los avisos se extienden a controles policiales o posición de radares móviles por parte de la policia o agentes de tráfico.

En todo caso esto está dejando de ser un problema debido a que acaba de salir una normativa por la que los radares móviles también van a ser informados públicamente en cuanto a su posición.

La legalidad de los avisadores de radar y las aplicaciones que tienen estas funciones no va tardar en ponerse en entredicho y si no tiempo al tiempo.